Compusafe de Brink’s, es la solución óptima e integral en la gestión del efectivo de ciclo cerrado, la cual brinda el beneficio y la tranquilidad de proteger sus valores, logrando así también minimizar el riesgo de robos e infidelidades dentro del comercio, liberando a sus colaboradores de la mayor parte de la tarea aumentando así su productividad, liberando espacios de trabajo que usualmente están ocupados para la gestión del efectivo para así darles un mayor aprovechamiento a los mismos, y acelerar considerablemente la disponibilidad de sus fondos en sus cuentas bancarias.

Esta solución integral consiste en una caja fuerte inteligente de alta tecnología ubicada dentro del comercio, la cual permite al cliente recaudar montos de dinero en efectivo, cheques y monedas, al mismo tiempo identificando, y verificando los montos ingresados, registrándolos así en el equipo y en nuestro Portal de transacciones, para que al final del día acorde al total de recibos, se logre acreditar los montos a la cuenta del cliente. Estos valores se depositan en una mini bóveda insertada en el dispositivo, la cual contiene una bolsa o un cassette de seguridad en la que luego es trasladada por profesionales hacia el centro operativo de Brink’s para ser procesada.

Ventajas y Beneficios

Debido a la alta tecnología dentro de la unidad de CompuSafe de Brink’s, permite que la caja fuerte se conecte electrónicamente con los sistemas de Brink’s para así poder informar los totales recaudados por equipo, total por cada cajero o usuario, totales por ubicación, totales por región y los totales en todas las ubicaciones donde se tengan instaladas unidades adicionales.

Aún si no se transporta y se procesa a diario el efectivo dentro del CompuSafe, al escoger el servicio de acreditamiento diario de Brink’s, se le genera un monto total de los recibos diarios, ya que el servicio CompuSafe trabaja en conjunto con todos los bancos integrados al sistema para facilitar el acreditamiento diario para su negocio aunque el efectivo aún esté físicamente en su comercio.

Menores gastos de transporte y una mejor monitorización de los registros de su efectivo, por lo que sus recibos inactivos ahora son fondos utilizables.

Usted podrá tener acceso inmediato a toda la información de los depósitos a través de los informes en la línea de Brinks, con esto podrá supervisar mejor y tener un mayor control sobre sus operaciones en efectivo.

Los ahorros en mano de obra pueden sumar miles de dólares anualmente.

Logrará eliminar los controles manuales y hojas de cálculo, minimizando al máximo el factor de error humano en la gestión y aprovechando de una manera más productiva el tiempo de sus colaboradores.

Minimización del riesgo de robo de los valores.